Coldplay

Los ascensores amarillos de la diagonal me vomitaron en la novena planta a las seis de la mañana, empujé las puertas granates y en las ventanas abiertas del pasillo izquierdo contemplé la ciudad dormida, como una fiera agazapada, bajo la media luna de Junio amaneciendo. Desentumecí la espalda miestras arrastraba los últimos pasos a las dos horas del decúbito deseado, medio intranquila por lo que dejaba en la sala, dos R1 recién bautizadas de fuego, con varios trazos grotescos de directrices de cómo manejarse y actuar, junto con las nueve cifras de mi teléfono móvil, con la consigna de “llamadme a lo más mínimo, para cualquier cosa, si ocurre algo, si lo necesitáis…llamadme, ¿vale?” y la promesa de “bajo a las menos cuarto”.

El pase a medias incluyó una hora extra resolviendo pacientes y atando los últimos cabos sueltos de algunas historias, pero en la retirada incluí el desayuno, tras atravesar los pasillos inmundos del sótano hasta el comedor de guardia, donde la alegría de una de mis erre pequeñas, saliente de pediatría, me sorprendió como inauguración-culminación del día. Conversación relajada y fluida, confesiones en la desinhibición del saliente, mermaron la reserva de energía, aún así prolongué el esfuerzo para las gestiones y múltiples quehaceres, incluida cita radiológica ajena.

Y en la levitación postguardia, llegué al examen del british council, bajo ese punto de cordura que nos protege cuando nosotros mismos perdemos el norte. Rellené los cuestionarios, redacté como pude, argüí en otro idioma algo que ahora se me antoja ininteligible y aguanté hasta el final de clase, porque, como buenos y ejemplares alumnos, teníamos premio: Listening.

Y fue Coldplay, realmente un premio:

“Come up to meet you, tell you I’m sorry,
You don’t know how lovely you are.
I had to find you, tell you I need you,
Tell you I set you apart.

Tell me your secrets and ask me your questions,
Oh, lets go back to the start.
Running in circles, coming in tales,
Heads are a science apart.

Nobody said it was easy,
It’s such a shame for us to part.
Nobody said it was easy,
No-one ever said it would be this hard,
Oh take me back to the start.

I was just guessing at numbers and figures,
Pulling your puzzles apart.
Questions of science, science and progress,
Do not speak as loud as my heart.

And tell me you love me, come back and haunt me,
Oh and I rush to the start.
Running in circles, chasing tails,
And coming back as we are.

Nobody said it was easy,
oh it´s such a shame for us to part.
Nobody said it was easy,
No-one ever said it would be so hard.

I´m going back to the start.”

Yo también, yo también debo volver al principio…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Comentarios de la realidad. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Coldplay

  1. maria dijo:

    coldplay es, casi siempre, una buena banda sonora para cualquier momento de la vida…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s