Alta velocidad

El sol se esconde entre los raíles de vuelta, en un instante de parada en Antequera; dos horas más y estaremos llegando a la capital. Apoyo la frente contra el cristal de ventanilla y los rayos se filtran entre las pestañas…atrás queda Málaga, mis noches de verano, la playa, los grillos, la boda, los perros arremolinándose de contento entre las piernas, las chicharras, el gazpacho, las bondades de la tierra, el abrazo de casa, la familia…hasta primeros de Agosto…

Cierro los ojos, ya puedo volver a soñar…

Esta entrada fue publicada en Comentarios de la realidad, Me, Viajes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s