Costa Dorada

Ahora sé por qué, ahora sé por qué la llaman la costa dorada: porque el sol juguetea con la arena irisándola, haciéndola reír, bajo las aguas transparentes titilan los granitos parpadeando al Lorenzo, meciéndose en las mareas y dorando la orilla…como si fuese un simple juego…

(No sería nadie sin mar)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Viajes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s