Tormenta de verano

Dentro y fuera, en las aceras y en el alma, como exige el guión: con truenos, gente huyendo a refugiarse en  cualquier portal próximo, nubes grises de cólera, con la rabia del que va de paso, y rachas de lluvia escasa, pero suficientes para impregnar el asfalto…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Comentarios de la realidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s