Lamentos y disculpas

Perdóname, nuevamente, por no estar ( o estar tan torpemente, que para el caso es lo mismo). Perdóname por el silencio insano, por la ausencia, por las palabras parcas. Perdóname por aislarme de tu primavera…

Vuelvo a los míos, los habituales, que siempre me salvan, que siempre están, pues “…tengo lo que tengo y nada más (…) Mis manos, ya habituadas a asir lo mismo, no son vícitmas ni victimarias. Se cierran lentamente y advierto los puños en que se han convertido. No agreden, no golpean, pero por las dudas se abren de nuevo, porque en última instancia tienen la vocación de acariciar y ése es su oficio primordial (…) / Tengo lo que tengo y nada más. Oscilo entre la consolación y el desconsuelo. Me arden las sienes pero no es jaqueca, sino la búsqueda sobria de un precario equilibrio. Asimismo busco remordimientos más o menos cercanos, y no encuentro ninguno. /Digamos que mis pasos no son firmes. Tendría que probar con pies descalzos, para no engañarme con tacos y con suelas (…)

Y vuelvo…vuelvo a andar descalza, sobre el piso helado…para (no) encontrarme echando de menos…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Inside. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Lamentos y disculpas

  1. la maga dijo:

    Los puños apretados llenos de aire y todas las formas posibles de equivocarse cultivadas.El camino sin pasos ni asiento, la levedad de los días amables, el tácito pacto con la rutina sin sobresaltos, la ceguera.El continúo rumor de un río, que busca un mar

  2. Pingback: To err is human (1999) « Rqgb´s point of view

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s