Mar

Vine y no. Estuve y no. Porque el retiro es tan necesario al alma, como el sustento al cuerpo. Desconecté de la realidad para no salir del paraíso y, por fin, volver a encontrarme…

Y no es sino en este Mar, mi mar, de aguas heladas, de arenas perdidas y desiertas, de sol que nunca abrasa, de pequeñas piedras bajo las olas cristalinas, donde encuentro mi lugar…

Esté donde esté, aquí siempre queda un poco de mí (o demasiado)…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Dreams, Inside, Me. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s