Puntos gatillo

Convivimos, no sólo con las enfermedades, con los pacientes, con los enfermos, con nosotros mismos…convivimos con la patología subyacente, caminando por el fino haz que separa la cordura de los rasgos predominantes, sin dejarnos tentar, sin caer, a sabiendas de que también nosotros estamos definidos…

¿Cuál será el detonante que despierte nuestro lado opuesto, nuestro yang, nuestro super yo, nuestro eros, nuestro tánatos…?, ¿cuál será ese punto gatillo…?
En este semisótano con vida propia es donde mejor se aprecian los detalles…lo mejor y lo peor de nosotros; nuestra capacidad de resistencia…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Comentarios de la realidad, Guardias, Otro enfoque de la medicina. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Puntos gatillo

  1. Juana dijo:

    En terapia he aprendido lo que se siente antes de llegar al detonante, hay que actuar desde la máxima conciencia, incluso en los peores momentos. Si se dispara…..hay que pararlo antes de que te arratre, bueno……esa es mi elección, pero hay otras igual de válidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s