6

Seis de la mañana. La ciudad duerme. Y los adjuntos, como un solo cuerpo. Algunos pacientes roncan, otros distraen el sueño, otros gimen, otros solamente respiran. La urgencia la custodian los avispados R1, con un par de R2, un R3 y yo, como R4 responsable en última instancia (y en primera), pero aunque no deje de supervisarles, de preguntarles si necesitan ayuda, de curiosear sus historias…seguro que se me escapan detalles…

Sin embargo, todo prosigue…hagamos más menos, mejor o peor…

(La estrella del SS)

PD: Arrastro pies y pestañas…pensando en BCN…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Guardias, Otro enfoque de la medicina. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s