Fuster y Rojas Marcos

Ella, que bien me sabe y me conoce, me remite el link de un artículo que, a ciencia cierta, intuye, acertará: “mens sana in corpore sano”, comienza la columna, para dejar paso a Fuster que respalda la afirmación de que “un 50% de los pacientes que llegan a la consulta no tienen problemas de corazón sino en la mente“, en base a 20 diferentes casos reales. Contrasto con mis cifras…un día normal de consulta, tal vez rondando los cuarenta o cincuenta pacientes que puede ver un médico de mi centro, con un cupo de más de mil ochocientas tarjetas sanitarias adscritas, se supera ese 50%, me atrevería a decir que el 90% de los pacientes están afectos de mente y corazón, porque son la misma entidad en sentido figurado. Rojas Marcos prosigue “…el optimismo es la mejor medicina, no para curar pero sí para seguir los consejos de los médicos, por el convencimiento de que se va a superar la adversidad.” Y estoy plenamente de acuerdo, el optimismo, o más bien, la actitud frente a la vida, la predisposición es la mejor medicina (la única), pero permítanme transcribir otro párrafo:

“Ambos coincidieron en destacar la importancia del médico en este proceso: “Hoy los médicos se están convirtiendo en técnicos y hay negligencia en la comunicacion con los pacientes”, dijo Fuster. “Si un sistema de salud sólo permite dedicar 15 minutos por paciente, es imposible que exista esa comunicación sobre las emociones que es tan necesaria”, agregó Rojas Marcos.”

Me pregunto cuál es ese sistema de salud que sólo permite dedicar 15 minutos por paciente…(por lo del “sólo”…)

Ojalá…ojalá pudiéramos dedicar sólo 15 minutos por paciente…¡ah!, bueno, a lo mejor no se refería a nosotros, españoles, bueno sí, tal vez se refería a nosotros (los españoles), pero no a “nosotros”, los médicos, los reales, los de carne y hueso a pie de calle, los que día a día imagina qué esconden las fascies, qué aturden las entrañas, qué hay detrás de dos citas en una semana, detrás del demandante, del somatizador, del que se retuerce inquieto las manos, del que despierta a media noche con dolor centrotorácico atípico, del que nos cuenta que las noches son interminables…

A nosotros…a nosotros nos corresponden seis minutos por paciente. Y gracias. Tal vez podamos aportar alguna clave de cómo lo hacemos (deberíamos, para que se nos valorara) y además pensamos (de camino) en el gasto farmacéutico (para no defraudar a los criterios de calidad), explicamos los procederes de nuestros compañeros especialistas que no se han dignado a contarle al paciente en su propio lenguaje lo que le ocurre o le van a hacer y además aportan un informe ilegible (en nuestro idioma, aunque, pensándolo bien, tal vez no lo sea, porque se asemeja al sánscrito) y se lo repetimos mil veces si es necesario (y mil cientas), de camino que seguimos lidiando con las brucracias absurdas, de hacer interconsultas anuales a los oftalmólogos para las revisiones de sus pacientes crónicos o similares…

Pero hablar de esto no interesa, porque no cumple los requisitos del éxito: las tres “eses” (sangre, sexo o sensacionalismo), no vende, más bien polemiza…(y eso tampoco interesa)

Por eso releo el artículo nuevamente, les reconozco en la instantánea y les brindo mis respetos, porque les admiro, a ambos. Y les leeré, por supuesto, porque me encantan…(Como dirían los sabios del pueblo llano: “lo cortés no quita lo valiente”)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Comentarios de la realidad, Otro enfoque de la medicina. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Fuster y Rojas Marcos

  1. Pingback: Coincidencia de guardias, ironías, risas, despropósitos… « Rqgb´s point of view

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s