Rasgos, decisiones, realidades; resultante: la triada.

Cambié martes de guardia por sábado o domingo, me es indiferente a estas horas, y multipliqué estas mismas, extras, para alcanzarlo todo (y nada), para estar y no faltar ni fallar, a efectos de conciencia, que a los prácticos no espero que nadie apluda mis decisiones, simplemente hago cuanto creo que debo hacer y como considero que debe hacerse. Pero la realidad es que el trabajo me consume y taladra las sienes, junto con la famosa (e incompatible a veces) frase de Miguel: “¡No te olvides de vivir!” (por cierto, aún no le he respondido…y prometí hacerlo…), que no halla eco, porque el deber es lo primero y la autoexigencia prima…

(Hay cosas que sí son difíciles de cambiar…)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Inside. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Rasgos, decisiones, realidades; resultante: la triada.

  1. Juana dijo:

    “Comprendí que el éxito no era curar a todos y cada uno de los pacientes, ya que eso no estaba en mis manos, sino que el éxito era darles lo que los Dioses me han puesto dentro para entregar a los demás.”

    Del libro “Yo, Asclepio” de José I. Ricarte (médico de familia)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s