El sabio, maestro, padre, profesor…

Es tarde, tan tarde como otras veces…

Pero no he podido evitarlo…

No sé dónde germinó la pasión por la Medicina, pero por las letras, no me cabe la menor duda…

Permíteme que transcriba, íntegras, tus palabras, porque son dignas de leerse en voz alta…y siempre, siempre, siempre, me surge la misma duda: ¿Por qué no escribirás más? (Debí hacérelo prometer en Los Álamos)

Saboreamos despacio la ciudad, en sus más cotizadas calles. Subimos por una fresca cerveza con una afamada y recomendada tapa, luego fueron tres platos más que no llegaron a almuerzo pero que sirvieron de muy frugal ágape. Desanduvimos camino hasta la Biblioteca Nacional que, como todo lo público, cierra cuando el pueblo trabajador puede ir a visitarlo. Así nos vemos. Tropezamos, camino del autobús, por Recoletos, con la Feria de otoño del libro viejo y de ocasión. Siempre me atrajeron como un imán ese olorcillo que desprenden las páginas amarillentas del tiempo dormido entre letras y de letras dormidas en el tiempo esperando al príncipe que las bese para despertarlas.
Entre las diversas y monótonas casetas, entre las múltiples estanterías de centenares de volúmenes, entreví “Los mitos griegos 2”, número 1111 de Alianza Editorial.
– ¿Para qué quieres el tomo 2 sin tener el 1?
Ese plato griego donde Prometeo sufre su castigo que figura en la portada me recordaba interiormente a algún otro momento en que viera un tomo semejante, de la misma forma que debí tener en mis manos y haber leído alguna vez. Compra, vuelta a casa por entre los altos y amarillentos árboles del paseo entre Colón y Cibeles, y a poner a funcionar la máquina del recuerdo.
¿Dónde estará? Debía andar por allí o quizá…, tal vez…
En la huerta todo es paz. Cae una lluvia fina, lenta y beneficiosa esta mañana otoñal. Los perros se alegran infinito de verme llegar a deshora.
Derecho, sin pausa, sin mapa de tesoro, a tiro fijo, llego hasta la biblioteca de los clásicos.
Un vaso griego con Agamenón sentado me inunda de alegría; en su lomo “Los mitos griegos 1”, número 1110 de Alianza Editorial. En su interior: Libros usados, C/San Miguel, Torremolinos. Una fecha de compra: 26-II-02. Un precio: 2,85 euros.
El 18-X-08 costó 5 euros en Recoletos.
La cultura subió casi un cien por cien en seis años.

Pedro Gómez Gamarro
22 de octubre de 2008

Y cierro los ojos e imagino el paraíso en todo su esplendor…los perros enredándose a cada paso, la huerta vergel después de las lluvias, los ocres del otoño, los granados, los caquis, nogales y los naranjos triunfantes…y la paz…(mi otra paz). Gracias por el paseo, doble por lo escrito y revivido. Y, sobre todo, gracias por el correo…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Inside, Me. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El sabio, maestro, padre, profesor…

  1. Pingback: La consulta « Rqgb´s point of view

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s