La noche mágica

Volvió de la India y me rescató de la realidad. Teatro, cena para celebrarlo, brindado por cada cual, por el presente, por el futuro; anécdotas e historias para recordar durante toda la velada y un paseo de regreso, por las aceras gélidas sin estrellas, en una noche infinita…

Como en las mejores historias, un abrazo sin despedida: “…ojalá no nos hagamos daño…“-me susurra, me confiesa, me afirma…

Ojalá…“-respondo. Y ojalá nunca desaparezcas de mi vida, me repito, musitándome oídos adentro, a modo de súplica y oración. Ojalá…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amigos, Cortos:relato exprés, Dreams. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s