…cold

Hace un frío que no marca termómetros. Un frío de no pensarlo. Pero mis pies, ya reconocen las calles que yo aún desconozco. Y se dejan llevar, autómatas, apenas si sienten…debe ser porque el resto del cuerpo ya siente en exceso. La ciudad se desfigura a cada paso y se ensombrece, hundiéndose en una densa niebla. Dicen que de Madrid al cielo…

(Pero hay días que ni el cielo se distingue…)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Guardias, Inside. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s