OPE

Despierto en una lluvia atravesada de un rumor de coches, próximos a la Facultad de Derecho, caras conocidas, residentes mayores, amigas…nervios ajenos, que no propios, yo aún ando aterrizando del país de las bicicletas, tanto es así que olvidé el paraguas, acostumbrada a la caricia de gotas de esa llovizna incesante…

Para mí, el examen fue una experiencia, simplemente una experiencia, pero desde ese punto de vista del que no está implicado, pude ver el reflejo de la frustración y desesperación de cuando te preparas a fondo y las preguntas no concuerdan con lo que estudiaste…así que definitivamente, las medidas son la objetividad de nuestra conciencia, lo hicimos bien o mal, según nuestro propio barómetro interno. Eso debiera bastarnos…pero la realidad es otra…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Comentarios de la realidad, Otro enfoque de la medicina. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s