Reflexiones

70 lexatines, 40 enantyums y otros tantos “omeprazoles” por si acaso le sentara mal al estómago, repaso las anotaciones, implícitas y no, en la historia clínica, antes de avisar a intensivos. El Glasgow desciende vertiginosamente y los lavados, el carbón activado y las perfusiones no son suficientes…

MC: 19 años y la palabra soledad tatuada a sangre y fuego en el alma…

Mientras el teléfono de la sala mantiene la llamada en línea sin contestar, contemplo la hilera de enfrente, con otros tres intentos autolíticos más, por diversas vías…

¿Cómo podemos estar tan perdidos en pleno siglo XXI?, ¿será el punto de inflexión de los Imperios…como le ocurriera al greco-romano?, ¿o simplemente la alineación de astros…?, ¿o el “está de Dios”, que gusta decir a algún compañero cuando la explicación científica se nos agota…?

Da que pensar…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Guardias, Otro enfoque de la medicina. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s