La magia de la realidad cotidiana…

Y de repente llegó, atravesando la mañana en la quietud del pantano, tarareando, e inundó la estancia, disipando las tristezas ajenas, sin pretenderlo. 

(Sin saberlo)

Y todo volvió a la “normalidad” (si es que eso existe…)

Hay quienes equilibran el mundo, “para compensar”, y derrochan, sin el menor esfuerzo, una especie de energía que todo lo irradia, como el karma de los orientales. Es un estado de sublimación del ser humano que pocos alcanzan, una mezcla de paz interior y autoconciencia-conocimiento de sí mismos, capaces de transformarse en una enana roja o en una gigante naranja según la constelación a la que se aproxime…y la entropía se convierte en armonía como por arte de magia…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Comentarios de la realidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s