Salas de espera

Hoy pasé al otro lado…y como usuario, no como facultativo, participé muda del diálogo de la sala de espera, observando privilegiadamente qué se opina, qué se siente, qué se experimenta, cómo se vive puertas afuera…

Y aunque seamos conscientes, deberíamos hacer este ejercicio mensualmente, sentarnos, de forma anónima, en cualquier sala de espera, durante treinta minutos, y escuchar…escuchar…escuchar….

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Otro enfoque de la medicina. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Salas de espera

  1. M dijo:

    Tan importante: ESCUCHAR, en mayúsculas… y poner los pies en la tierra, y ponerse en el lado del otro… que no nos olvidemos.

    (y qué extraño observarte de paciente y no de pijama verde… en ese ss el otro día en el que siempre me siento intrusa)

  2. Juana dijo:

    Debería ser obligatorio con cierta frecuencia, para todos, médicos, enfermeras, auxiliares, electricista, limpiadoras, gerentes ……. Todos.

  3. rqgb dijo:

    Y en la Farmacia, otro gran momento del día…¡¡cuánto dieron de sí los 5 minutos en el turno de espera!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s