Despedidas / Bienvenidas

Madrugué para la despedida, como preámbulo del reencuentro, porque en esta vida los adioses no son más que puntos y comas o puntos y aparte. Y me incorporé a su rutina en la base, de la mano de mi equipo: UVI 3-F, Edu y Patricia, como el primer día, para el último desayuno, en El Porrón. Pero el pincho de tortilla y el café con leche, duraron 5 minutos, los que tardaba en llegar el helicóptero del aviso que dieron nada más llegar…

(La adrenalina del directo…)

Volviendo sobre nuestros pasos, en Gerencia, junto a la base, entregué a la secretaría, por última vez, el “Libro del Residente”, con muy poca solemnidad y con un extra de nostalgias, sin querer mirar de frente a la pantalla y deslumbrarme con el The End, sin querer leer la lista interminable de participantes en el guión, solamente escuchando de fondo la B.S.O. y sigilosamente abandonando la sala, para colarme en la contigua y sumergirme en otra trama…

Así bordeé las cuatro torres hasta la entrada posterior de mi pequeña Paz e irrumpí a mitad de escena, participando del primer café junto a mi nuevo equipo: Jose Ignacio, Marta, Pilar y  Jonay; pasando por la urgencia y acabando en Fuencarral

(…en un trasiego de holas y hasta luegos…)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Comentarios de la realidad, Me. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s