6

Alguien me confiesa en mitad del pasillo que “seis residentes de familia quieren dejarlo“, a modo cómplice, sin escándalo ni estruendo. Tampoco está muy convencido quien relata pero se aventura. Creo que sólo lo comparte, no intenta averiguar mi opinión ni probarme siquiera, pero participo y le desvelo yo también: “No conocen la medicina de familia, y menos la comunitaria. Ni la mayoría de tus compañeros. Entiendo que no te puede apasionar aquello que no conoces, puede atraerte el halo que lo envuelva, por ejemplo, el halo de ser cardiólogo, lo que represente para ti, el prestigio, el rol…pero no digas que no te gusta cuando ni siquiera lo has probado, dí que no lo conoces, que te inclinas más por otras especialidades, porque ¿después de rotar un mes en urgencias y en medicina interna, qué sabes de la Atención Primaria que no supieras antes?”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Otro enfoque de la medicina. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s