Anotando…

en el calendario de los días y de las noches, en las esquinas, en el margen, junto a las anillas de la libreta de ejercicios de nuestro día a día…

Aunque yo tampoco sé a dónde van (los días), en estos destiempos, como un calambre de milésimas de segundo, me estremece en la nuca esa certeza de que casi todo sigue en su sitio…

(Impresionantes las instantáneas)

Esta entrada fue publicada en Ciudades, Comentarios de la realidad, Reflexiones, Viajes y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s