Fragmento del…(III)

Se suele suponer que los médicos adoptan una actitud profesional ante el sufrimiento y que el proceso de distanciamiento profesional comienza en torno al segundo año de carrera, cuando empiezan a diseccionar el cuerpo humano…“- escribe con frialdad en el tramo final de la obra, contrastando con la humanidad del capítulo anterior.

Diseccioné cadáveres en primer y segundo año de carrera, hago recuento y han pasado más de diez. Ahora sólo intuyo, bajo la piel, tras los síntomas, desentrañando las miradas, leyendo en los gestos…quizás con una actitud que parece profesional, pero no, no he conseguido distanciarme…

Esta entrada fue publicada en Guardias, Otro enfoque de la medicina y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s