Llevando la contraria

“Te digo que no quiero hablar y me escuchas. Te insisto que no quiero pensar y me regalas una libreta en blanco. Te comento que no tengo esperanzas y tratas de infundirlas. Te hablo sobre la futilidad de las acciones y organizas otro curso. Explico lo que no se hace y expresas lo que queda por hacer. Desde luego lo tuyo es “ganas de llevar la contraria”- me escribe un gran amigo (plagio directo, permíteme).

Quizás tengas razón, nado a contracorriente…¿o es pura idiosincrasia?

Esta entrada fue publicada en Amigos, Me, Reflexiones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s