“El 45% de los aspirantes a Médico Interno Residente (MIR) este año son extranjeros…”

Reza en el comienzo del segundo párrafo de una noticia que aparece hoy en “El mundo”, en la sección de Polémica. El porcentaje traducido significa que casi la mitad de los MIR que se incorporen será extranjero, ¿y la polémica? Casi todos los años quedan plazas vacantes sin cubrir y además, dicen, existe un desfase entre la necesidad actual de médicos y la producción de nuevos licenciados…

Sí, hay un desfase…“- musito. Y mis compañeros que concluyen la residencia este año no tienen contratos decentes, o mejor dicho, ni siquiera contratos…la respuesta pronta que primero se gesta es otro interrogante: ¿Acaso no es el MIR más rentable? En el punto en el que estamos actualmente, el residente sustenta la mayor parte del peso asistencial hospitalario, ¿podrían funcionar sin residentes? Permítanme que lo dude…o por lo menos, dejemos el margen, no todos podrían mantener el nivel de actividad sin los médicos internos en formación. ¿Por qué no rentabilizar la inversión?, ¿por qué no contratar a quien se ha formado en la propia institución?, ¿por qué no ofrecer esa asistencia de calidad?, ¿es cuestión de economía? Trabajo hay de sobra, sin duda, pero ¿en qué condiciones? Hoy día es más seguro tener un contrato MIR que te garantice 4 ó 5 años de contrato que una suplencia en primaria, un día acá otro allá, como me contaba ayer una amiga…pendiente del teléfono, a ver de dónde me llaman y para qué. ¿Es esa la continuidad que queremos ofrecer, la longitudinalidad ideal para con el paciente?

Igual me tengo que ir fuera…“- me comentó resignado otro residente que acaba este año en la ajetreada guardia del viernes. Pues sí, no sólo los que viene de países no comunitarios, como lo suelen llamar, se forman y se marchan, también los propios buscan una estabilidad y una dignidad que aquí no hallan.

Y otro debate abierto: si realmente los residentes extranjeros cubren esa necesidad de nuestro sistema sanitario, ¿por qué no regulizar su situación para que estén en igualdad de condiciones? Y no que tengan un contrato de laboral y un visado de estudiantes, porque el contrato MIR es el único que contempla esta situación. O sea, que el teleoperador de una famosa compañía telefónica que acaba de llamarme para ofrecerme una nueva tarifa plana, tiene sus papeles en regla, mientras que el residente de guardia de cirugía, por poner un ejemplo cualquiera, que acaba de hacer un Whipple, no, porque está en formación…y mientras no puede pedir una hipoteca, por poner un ejemplo, ni tiene derecho a paro cuando acabe, y posiblemente se tenga que volver a su país si no consigue tramitar su permiso de residencia y trabajo.

A veces no sólo resulta incongruente esta realidad aplastante, sino que es absurda, tremendamente absurda…

Esta entrada fue publicada en Comentarios de la realidad, Otro enfoque de la medicina, Reflexiones y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a “El 45% de los aspirantes a Médico Interno Residente (MIR) este año son extranjeros…”

  1. FernandoG dijo:

    La pregunta previa que me haría yo no es porqué no se regulariza la situación de los que han venido de fuera a hacer una especialidad después de estudiar medcina en su pais.
    La pregunta que hay que hacerse es ¿porqué si podemos formar, porque supongo los necesitamos, 7000 plazas de especialistas, solo dejamos estudiar medicina a 3500 españoles.?
    Si ambos números estuviesen cercanos, seguro que serían mayoria los españoles que harían una especialidad, y es muy probable que se queden.. sin problemas de regularizar papeles.

  2. rqgb dijo:

    Yo me planteo muchas cuestiones…el problema es que quienes deben planteárselas no lo hacen…¿no te parece?

  3. FernandoG dijo:

    Los responsables de esta situación, que era previsible ya hace diez años saben perfectamente que lo son. Algunos incluso hacen manifestaciones de que hay que hacer algo, y entonces se cruzaron de brazos.
    El hijo de unos amigos enfermeros, tenía la ilusión de estudiar medicina. Con un 8.4 en selectividad no pudo.Es enfermero. Es feliz incluso. ¡Cuanto más feliz hubiera sido de poder haber realizado su sueño, para el que estaba capacitado..!!.
    Y sus padres no tenían el dinero para enviarle a una privada..
    El olvidará esto. Espero que los responsables lo tengan siempre en su concierncia.
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s