Perfectos desconocidos

Es la definición que asalta a la evidencia. Somos perfectos desconocidos. O coincidentes laboralistas, como me enseñó un amigo hace poco menos de un año, las diferencias manifiestas entre compañeros de trabajo y amigos, lo primero sin lo segundo o coincidentes laboralistas; que no es lo mismo un compañeros a secas, que un buen compañero de trabajo, que un “sin-pena-ni-gloria”. Y lo importante, dicen, es llevarse bien con todo el mundo, no implicarse demasiado, que no se haga personal, distinguir la esfera profesional para preservar…es decir, ser unos completos desconocidos.

O lo que es peor, ser y que nos malinterpreten. Aunque es inevitable, la crítica pronta, la opinión gratuita, por esa tendencia natural del españolito de a pie a pronunciarse de todo y de todos, como si importara al resto…pero de opinar a malinterpretar hay un gran trecho.

Intento ser, contra viento y marea, y no sólo tergiversan, sino que malinterpretan. Agotador. Realmente agotador. Y…¿cuál es la esencia?, ¿por qué sucede?, ¿es tan complicado entender que no busco un fin supremo, sino que me afano por el mismo medio? No busco más allá de las mejoras próximas, que mi ambición (que todos tenemos, no nos la neguemos) no traspasa fronteras, ni deseo figurar en primera línea de fuego, mi único interés es la consecución de objetivos y estos, una vez que se ejecutan, hacerlos bien hechos. Sin más…

Quizás deba buscar en el refranero, sabio, una frase categórica de estas que dicen que cree el ladrón que todos son de su condición…o escudarme en los coincidentes laboralistas, hacer oído sordos y proseguir, serenamente, mi camino. El problema está en confundir coincidentes con compañeros y compañeros con amigos, porque cuando de estos últimos se oyen improperios de ese tipo, completamente absurdos y contrarios a lo que uno es, definitivamente, entran ganas de salir corriendo…

Esta entrada fue publicada en Comentarios de la realidad, Inside, Reflexiones y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Perfectos desconocidos

  1. maria dijo:

    de esto tb tengo una opinión…dentro somos compañeros, fuera a veces somos amigos…otras simplemente seguimos siendo compañeros…
    espero ser amiga, aunque a distancia…
    besos más🙂

  2. carlos dijo:

    Me temo que yo también saldría corriendo. Es como el filo de una navaja, fino y, cuando te equivocas y caes en medio… corta!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s