“The future of Rural Practice”

El futuro no es mañana, es ahora. Es presente. Y somos todos y cada uno de nosotros, ejerzamos o no en el mundo rural, porque ese mundo no es algo aislado, al contrario, se mantiene en equilibrio con el resto de mundos implicados…

De hecho, las estadísticas de la OMS son impresionantes, aunque nos hayamos inmunizado a tantos mensajes alarmantes y oír, leer o presenciar barbaries se haya convertido en parte de nuestra cotidianidad, no debería ser así.

Al médico, por excelencia, se le consideran o atribuyen una serie de cualidades, entre las que destacan la comprensión y la humanidad. Ya ni siquiera ensalzo el cooperativismo ni la empatía ni otra serie de capacidades y actitudes que debieran distinguirle. Sin embargo, miramos a otro lado…

Quizás estas diferencias se saldarían sencillamente, tal y como propusimos, con un mes de rotación obligatoria en el caso de los médicos internos residentes de todas las especialidades y otro idéntico para los especialistas ya formados, o simplemente con una prestación de dos semanas por parte de cada facultativo a nivel mundial sería suficiente para solventar el problema. Pero esto es una UTOPÍA, en mayúsculas.

A veces me siento como una intrusa reflexionando sobre esta esfera y representándola, tal y como se entiende; pero es la que me apasiona, por una parte, y por otra, es difícil de encontrar gente que se implique a la hora de trabajar por amor al arte y a coste cero, o como diría para la concurrencia, in my own pocket. Es una triste realidad, o una realidad a secas, que como cantaría un viejo conocido, “no es triste la verdad, lo que no tiene es remedio“, pero la gente de mi edad está más preocupada por otras historias…y como me diría uno de mis mentores favoritos, “nada es incompatible, la vida nos va abriendo caminos para que los exploremos en la carrera profesional, eso nos hará mejores médicos, porque nos dará más bagaje“.

¿Dónde están los ideales, dónde los compromisos, dónde la solidaridad, dónde las ganas de cambiar y de comerse el mundo de los treintañeros?, ¿en qué sociedad vivimos?

Acabo mi parte de la presentación, entre 15 y 20 minutos, porque vamos algo retrasados, me suplica el Dr. Ivar Aaras, para que resuma todo lo que pueda, concluyendo que debemos asegurar una formación rural en la Universidad, en el Postgrado y una continuidad una vez finalizada la formación durante la residencia, entre otras muchas aseveraciones, porque nos volveremos a ver en Málaga y seguiremos discutiendo y observando nuestras evoluciones, porque sí, sonará a utopía, pero John Wynn-Jones lo ha conseguido en Gales, y su energía contagia…

El refranero es sabio, tal vez sólo hay que creer que “Querer es poder”

Esta entrada fue publicada en Comentarios de la realidad y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s