El busca

Fue lo primero que hice al llegar al Hospital esta mañana, desprenderme del apéndice que me ha acompañado 365 días y estos 17 solapados de Junio, que hemos compartido.

Los corporativos implican un lenguaje sordo y mudo incomprensible, una responsabilidad que sólo alcanza el que lo porta, unas consecuencias que exceden sus funciones, porque lo queramos o no, nos implicamos, aunque sólo sea profesional…

Y sí, sentí una libertad extraña, poco a poco me desligo del cargo y regreso a mi esfera, el mundo de a pie, donde reinan los indios…aunque aún es pronto para hacer balances, incluso para contar, han de asentarse las sensaciones, pero…¡Qué experiencia!

Esta entrada fue publicada en Comentarios de la realidad, Otro enfoque de la medicina y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s