Dreams XXXXIII

…Y desde la otra orilla me despido, al fondo, la ciudad que entreví, fabulosa como un leviatán adormecido, sugerente, secreta…

Los pies hundiéndose en las sandalias de verano, manos en los bolsillos, profundas, buscando el billete de vuelta, soñando que por arte de magia los días hayan mutado y la hégira no sea hoy…sino mañana, mañana…

Un día más por favor, que no quiero despertar…

Esta entrada fue publicada en Ciudades, Dreams, Reflexiones, Viajes y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s