El otro equipo

Y acabado el partido, reina la inquietud, invitada de honor…apenas unos abrazos, en medio del pasillo, un par de fotos para no olvidar, junto a la bandera de un compañero que recién acaba de adquirir la nacionalidad, se palpa la incertidumbre sazonada de certeza.

¿Hay acaso un preaviso?“- nos preguntan prácticamente casi de seguido las compañeras de atención al paciente y un par de celadores que pasan junto a la puerta de entrada y nos ven apostados allí, expectantes. “Aún no…pero vendrá…“-respondemos casi superponiéndonos. Y esa premonición difícilmente se puede explicar, pero los estragos de la fiesta no se hicieron esperar…y poco a poco, llegaron las consecuencias del partido, de la victoria en tropel, mientras la REA no dejaba de sonar. Entonces, nosotros fuimos realmente el equipo…

España ganó aquel mundial de fútbol del 2010, un domingo que estábamos de guardia…

Esta entrada fue publicada en Guardias, Me, Otro enfoque de la medicina y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El otro equipo

  1. Jorge Cueto dijo:

    Y vaya Equipazo!!!!

    Miedo e Incertidumbre me acompañaron esa noche al hospital.
    Cuanto agradecí esa gran calidez humana con la que entraste en mi area de visión, delimitada por el collarin, para ponerme al corriente. Era todo lo que necesitaba: Una mano amiga, una sonrisa y una persona en la que confiar. Miedo se fue sin despedirse. Incertidumbre avisó que esperaría fuera.
    No fui capaz de expresarme adecuadamente en el hospital. Pero si creí importante hacerte saber lo importante que fue para mi la empatía con la que me recibiste y los 10.000 ml de tranquilidad que me suministrate sin ni siquiera abrir la via.
    Solo deseo trasmitirte mi mejor “feedback” para que sigas tratando de esa manera tan cercana a tus pacientes. Son momentos difíciles en los que los pequeños detalles que hacen tantisimo!

    Siempre Agradecidisimo!

    Jorge

  2. rqgb dijo:

    Sin duda acertaste…el mejor feed-back es este, la palabra inesperada, el abrazo cálido de regreso…la mejor recompensa al trabajo y la dedicación, a mi forma distinta de hacer las cosas y lidiar en el monstruo hospitalario, sin dejar de creer en la medicina, en que cada día podemos hacer mejor las cosas, en que entre todos conseguiremos una sanidad digna, aunque los medios no sean los mejores, la calidad sí…

    Gracias a ti por expresarlo, por volver y contarlo, por vivir adrede y agotar cada instante a partir de ahora…

    Un abrazo, Rq

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s