Nightmare

Y del dolor a la serenidad, un solo paso.

De la angustia a la sonrisa, un milímetro.

De la ansiedad a la calma, segundos.

De maligno a benigno, un mundo, una eternidad…

Pero de las mil formas de decir las cosas, eligieron la brutal, con reticencias y distancias, la exponencial, que digiere cruda el paciente, en la soledad del hogar y el abrigo de la familia y los más cercanos. “Lo que haya de ser será“. Con envidiable integridad. Con aplomo. En un silencio absoluto…

Y quiso el destino que sólo fuese un mal sueño al que no desear siquiera al peor enemigo…

Y sumamos otro de los inexplicables milagros de la ciencia, que no dejamos de celebrar…

Esta entrada fue publicada en Amigos, Otro enfoque de la medicina y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s