Sinceridad laboral

No se estila. No se quiere. No se considera. No existe…

¿Y si te preguntan, directamente, por la verdad…qué opinas, qué sientes, cómo estás…?, tenía que haber aprendido que entonces debía ser ágil y diestra, asintiendo un convincente bien con sonrisa mordaz entre los labios, debieron inculcarme a sangre y fuego las habilidades para la supervivencia, que nadie quiere oír la realidad, no nos engañemos, como ya sentenciase Revel, en aquella polémica frase de “la primera de todas las fuerzas que mueve al mundo es la mentira“. Y lo es, un mal endémico…

Debieron, ¡vaya conjugación del verbo!, educarme en el arte del engaño y el individualismo, pero no, crecí entre los valores de la integridad y el respeto, disfrutando de lo que se construye a medias, del compartir que enriquece, porque lo que uno posee es un bien común…

-Pero ser honesto en este mundo / esta realidad, implica pagar un precio muy alto…-

The truth: Hoy desembolsé todos los ahorros en ese exceso de peaje y aún no se ha repuesto el alma de la decepción, mientras bailan cínicamente los números rojos en la cuenta de ideales…

Esta entrada fue publicada en Me, Otro enfoque de la medicina, Reflexiones y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Sinceridad laboral

  1. la maga dijo:

    eres valiente
    hermosa
    y salvaje..
    siempre en el ojo del huracán..
    Llévame contigo

  2. DraMyte dijo:

    Como dicen en Argentina…. “bien, ¿o te cuento?”

  3. F dijo:

    Me acerco a tu realidad y te siento (…) Sé de las incongruencias q. te rodean, sé de lo mucho q. afrontas y afrontarás y el dolor y la desazón q. eso produce. Es difícil “moverse” , siempre lo ha sido, pero aún más cuando lo q. nos rodea, en cualquier ámbito, es fruto de la carencia de valores, la vaciedad, la irresponsabilidad y la “poca veergüenza” de tantísimas personas en nuestra sociedad.Me siento orgullosa de tu actitud, de tu valor para llamar las cosas por su nombre. Se necesita valor, mucho valor para hacerlo. Hoy viene un artículo en el semanal q. constata todo esto. No tengamos miedo a la libertad”, se titula. No lo he leido . Lo titulares dicen q. hay gente q. se acopla al grupo para agradar y quedar bien, huyendo de la soledad y el rechazo, pero no es así como nos sentiremos fuertes y tranquilos. Es duro el precio , tiene un gran peaje, como bien dices tú y a veces es necesario sortear la sinceridad con el silencio. Siempre vas a encontrar gente maravillosa q. te apoyará, q. compartirá contigo y en la q. debes sustentarte para seguir adelante. Pero habrá mas del “otro gremio” y hemos de convivir con ellos tb. Procura q. no te afecten demasiado, te ahorrarás más de un sufrimiento inútil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s