El placer de la comida…

…que no siempre lo es. Durante la jornada asistencial se convierte en un mero suplir de necesidades vitales o, cuando mucho, un respiro…

Escenario: Guardia. Domingo. 24 horas. Una pestaña de luna nublada corona el cielo sobre los cuatro puntos cardinales, pijama verde favorito…

Paréntesis: De cena, de 21 a 22, una hora de duración o menos si la situación se complica, a elegir entre el comedor de guardia o el McDonald’s, este último dentro de las dependencias hospitalarias, pero tras un mínimo paseo al aire libre, que en ocasiones, tanto se agradece…sin entrar en el polémico debate de los pijamas y las batas danzando por los extrarradios del hospital…

En off: Y a pesar de haber leído el artículo del experimento de la fotógrafa neoyorquina Sally Davies y tenerlo demasiado en mente, a veces no puedes evitar esa dosis de comida rápida y contacto con la realidad…

Y otras, la compañía supera con creces la mesa…como si no hubiera que comer, que las conversaciones también alimentan, mil cientos de veces más que las patatas y el happy meal…¡gracias por venir!

Esta entrada fue publicada en Amigos, Ciudades, Comentarios de la realidad, Guardias, Gustar de los sentidos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El placer de la comida…

  1. M dijo:

    Aún recuerdo esas escapadas en bicicleta de domingos por la mañana a robarte minutos de guardia, antes de hacer la maleta de vuelta al este. Y desde entonces… sigue siendo un paso obligado esa visita de abrazo-de-ida-y-vuelta que le da otro color. Gracias por celebrarlo conmigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s