Sábado: guardia

Amanece transparente, aún sin despertar la línea del horizonte se define…

Aguardan 24 horas por delante. Expectación. En 1440 minutos pueden pasar demasiadas cosas…por eso, al concluir la guardia, sientes que han transcurrido siglos, cuando el cansancio se desploma sobre tus hombros. Pero no deja de ser la profesión más bella del mundo, el arte de oír, sentir, escuchar y aliviar las almas perdidas, los cuerpos maltrechos, los desequilibrios humanos…

Esta entrada fue publicada en Comentarios de la realidad, Guardias, Gustar de los sentidos, Otro enfoque de la medicina, Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Sábado: guardia

  1. Con permiso... dijo:

    Ya se ha acabado, da gusto leerte. Realmente animas a un pijama azul . Es cierto que esto es bonito.
    Feliz día de los infantes

  2. Hola rqgb!

    En primer lugar, muchas gracias por el follow en twitter! nos leemos desde ya!😀
    Te he querido poner el primer comentario en esta entrada porque, como estudiante de medicina que soy, alguna que otra vez pienso en eso de las interminables guardias (mi hermano es médico y también lo veo/siento por su parte)…pero…como bien dices tú…

    “es la profesión más bella del mundo”

    y eso lo quita todo! jeje

    saludos y felicidades por el blog!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s