¡Contadores a cero: comenzamos de nuevo!

Día 1. Guardia. Nuevo mes. Nuevo estreno. Nuevos rotantes. Nuevas ojeras. Nuevas historias bajo la vestimenta, que me reservo…

Y me recuerdo. Y me repito para sí: contar con cuentagotas, dosificar antes de usar, medir, paso a paso, pulso a pulso, latido a latido…

Pero a la primera de cambio, vierto toda la cargazón-carne en el asador y comenzamos, de nuevo, gira la rueca, en esa espiral interminable que me consume y no puedo evitar, porque pierdo los límites, nunca fui perfume de frasco pequeño; me brindo, la pasión me ciega y me desbordo sin mesura, dejando que se apodere el entusiasmo y la ilusión crezca, de nuevo y pese a todo, vuelta a soñar, con un mundo mejor…

En off: No podemos evitar ser lo que somos y como somos

Esta entrada fue publicada en Comentarios de la realidad, Me, Otro enfoque de la medicina, Reflexiones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s