Fuga de cerebros

La mañana se inaugura con una conversación-propuesta-de-trabajo-en-común sobre la situación actual, cartas sobre la mesa, de residentes no comunitarios y comunitarios, realidad-motivación-perspectiva-consecuencias. Y en esa marejada del castellano entonado que transporta a otros horizontes, derivamos de la fuga de cerebros sin o con inversión posterior en el país de partida o el país receptor y de la fuga de talentos, no sé si más importante aún…

Ojalá esas incubadoras de ideas permitan que las promesas inmaduras se desarrollen, que las promesas maduras se gesten y potencien y las semillas germinen…aunque el hecho de que aporten esperanza, ya es un paso, que apenas hay luz para la escasa juventud recién estrenada que se desvive por cambiar el mundo, en esta crisis de ideales…

Esta entrada fue publicada en Me, Otro enfoque de la medicina, Reflexiones y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s