Seminarios

La primera acepción que brinda la RAE es perteneciente o relativo a la semilla. Romántica y gráfica a un tiempo; porque en verdad lo es, el seminario, un campo fértil donde engendra cualquier germen.

El Seminario de Innovación vapulea la conciencia, exprime las mentes más eruditas y no deja indiferentes a cuantos asisten, activamente, físicamente, a través de los kilómetros allende los mares, o como voyeritas tímidos abrumados ante la turgencia de comentarios y participación.

La reunión presencial cumplió de sobra los objetivos“-concluye el sabio a evento pasado, a pesar de que aún perdure en los labios ese sabor agridulce del que aún no está saciado; porque los seminarios son un verdadero placer. Un privilegio para los que somos conscientes…

Y el debate continúa en la red

Esta entrada fue publicada en Otro enfoque de la medicina, Reflexiones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s