El éxodo

“…de médicos y enfermas se duplica por los recortes sanitarios”, leo en el último artículo de @elenasevillano, igual que hace 20 años. Inestabilidad, incertidumbre, crisis, recortes, posibilidades, futuro…

Triste realidad. Realidad sin más. Septiembre devuelve el paro médicos a cotas históricas…1970 médicos parados… detallaba también @redaccionmedica hace pocos días.

¿Alarmante?, ¿preocupante? Según para quién. Según como se interprete. Sanidad auguró hace tres años que para el 2025 faltarían 25.000 médicos. ¿Dónde?, me pregunto. ¿Qué tipo de estudio vierte una luz tan diametralmente opuesta a la realidad? Ahora se calculan 10.000 facultativos en paro para dentro de un par de años. Cifras que parecen ajustarse a la i-realidad que vivimos. ¿Es tan escasa la capacidad de nuestros políticos y dirigentes que no podemos pensar a largo plazo? Seguimos formando profesionales para nutrir a otros países, para ofrecerles pésimas condiciones en el propio, para fomentar esta continua migración…

La OMC emitió alrededor de 950 certificados de idoneidad en la primera mitad del año corriente; la segunda mitad cuenta con el mío también. Y a día de hoy, sugiero a mis residentes (porque siguen siendo parte de mí), colegas y conocidos, conocer con detalle el proceso, cómo convalidar el título en el extranjero, poseer los certificados pertinentes que acrediten el nivel de los idiomas que el sujeto hable y cuidar de los sueños, exigir calidad en el trabajo, respeto y equilibrio, porque es lo que el profesional español aporta, calidad. Y cuando uno da, puede exigirla. Al menos aún en algunos países. Definitivamente aún al alcance de nuestra mano. La equidad.

Si luchamos por mejores condiciones, las tendremos. A nivel personal, sin duda. A nivel del resto de la sociedad, me resisto, sigo pensando que no es imposible cambiar nuestra realidad, pero no es el fruto de un trabajo individual, sino colectivo. Y ahí resurge la duda que se cierne sobre el panorama nacional…acechante, amenazante, inminente, real. ¿Quién está dispuesto a luchar por nosotros, por nuestros intereses?, ¿quién velará por nosotros, por el sueño de nuestros hijos, por las pensiones de nuestros padres…?, ¿somos capaces los ciudadanos de a pie de llevar al máximo extremo eso de “la unión hace la fuerza“?, ¿o primero tendremos que creérnoslo?

¡Ay, esta España nuestra…!

 

Esta entrada fue publicada en Comentarios de la realidad, Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s