Capítulo 21

“Los hombres han olvidado ésta y otras verdades, somos responsables para siempre, de lo que hemos domesticado.”-decía el Principito.

Aunque lo esencial sea invisible, a veces, a los ojos, que no siempre, yo puedo verlo a párpados cerrados, a párpados abiertos, sentirlo, palparlo, tocar ese silencio con las manos y abrazarlo. Romperlo casi de lo intenso. Hacerlo mío.

En off: Gracias por cuidar los lazos, por cuidarme. Cuando menos lo merezco, cuando más lo necesito.

Esta entrada fue publicada en Dreams, Inside, Me y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s